Vivir Saludable

La vanidad muchas veces nos provoca que expongamos nuestra salud en un grado muy peligroso. Lo mejor es alimentarte sanamente y comer de todo un poco. Ya que todo lo podemos comer pero con medida y no cotidianamente, además unirlo a una rutina de ejercicio.

jueves, 28 de diciembre de 2017

Tu cuerpo te previene de un infarto... ¡Escúchalo!

Dolor de pecho, sudoración fría y fatiga constante son síntomas que pueden alertarte de un posible infarto, siendo visibles un mes o dos semanas antes de que se presente. 

La falta de ejercicio, la mala alimentación y el estrés constante pueden provocar que sufras de una enfermedad cardíaca, que son la principal causa de muertes en el mundo, se pueden evitar al cambiar los malos hábitos diarios y poniendo atención a las señales que el cuerpo te envía, en ocasiones parecidas a los síntomas de un resfrío o nerviosismo.

Los especialistas mencionan que los infartos se presentan al sufrir una obstrucción en las arterias coronarias, que regulan el flujo de sangre que llega al corazón, pueden ser evitados al poner atención a ciertas señales que te da tu cuerpo unas semanas antes de que lo sufras:

1.- Debilidad excesiva, se presenta de una manera muy intensa desde que te levantas hasta hacer imposible que puedas sostener un papel o pluma en tus dedos.

2.- Dolor en el pecho, este se puede presentar con presión, ardor o hasta pellizcos que se dan en reposo o después de realizar alguna actividad física.

3.- Sudor frío, el corazón se vuelve débil por la falta de oxigenación, lo que provoca debilidad, mareos, sudoración fría y en consecuente pérdida del conocimiento.   

4.- Pulso irregular, se puede deber a otras enfermedades, pero es importante que le pongas atención, porque puede ser el inicio de una insuficiencia cardíaca.


5.- Falta de aliento, al tener tu corazón un mal funcionamiento, tus pulmones comienzan a verse afectados, la falta de oxígeno provoca dificultad para respirar adecuadamente.


Si alguna vez has sentido algún síntoma de los mencionados arriba, no quiere decir que definitivamente tendrás un infarto, es un aviso que tu cuerpo te manda que algo no anda bien, es importante que aprendas a entender las señales y acudas a tu doctor, para salir de cualquier duda. 

Texto: Rocío Mote, Editora. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Más del Buen Comer...