Vivir Saludable

La vanidad muchas veces nos provoca que expongamos nuestra salud en un grado muy peligroso. Lo mejor es alimentarte sanamente y comer de todo un poco. Ya que todo lo podemos comer pero con medida y no cotidianamente, además unirlo a una rutina de ejercicio.

miércoles, 24 de agosto de 2016

¡Dietas extremas!, un error para bajar de #peso.


Actualmente, las dietas extremas se han vuelto parte importante en la vida de miles de hombres y mujeres que buscan llegar a su peso ideal o mejor dicho quieren encajar en los estereotipos que la sociedad ha impuesto; sin antes pensar en su salud. Ya que en su mayoría estas dietas provocan descompensación por no llevar los nutrientes adecuados para el organismo y siendo muy común que al finalizarlas se sufra de un rebote, lo cual te dejará como al principio.

Entonces, te preguntarás ¿Cómo puedes bajar y mantenerte en tu peso sin sufrir consecuencias?; esto es muy fácil, cambiando algunos hábitos y mentalizándose en tener una alimentación balanceada junto con ejercicio diario. Pero no por esto será una sentencia de restricciones constantes como en una dieta extrema.

DIETAS
1.       Restringen la mayoría de los alimentos
2.       Te indican que debes sólo hacer tres comidas diarias o eliminar una de estas.
3.       No son variadas en frutas y verduras, porque sólo se centran en una.
4.       Los horarios no importan, mientras sigas la dieta.
5.       Entre menos comás mejor.
6.       Desactivas tu organismo, porque lo acostumbras a un solo alimento.
7.       Sólo la llevas acabo un determinado tiempo y la abandonas.
8.       El ejercicio no es parte necesaria.


ALIMENTACIÓN BALANCEADA 
   
1.       Puedes comer de todo, sabiendo administrar las porciones
2.       Debes hacer 5 comidas diarias, de las cuales 3 son fuertes y 2 snacks.
3.     Todas las frutas y verduras son muy importantes, por tal motivo es la parte principal de la alimentación.
4.       Debes mantener horarios de comidas para que tu organismo trabaje adecuadamente.
5.      Entre más comás mejor, respetando que tu plato tenga la mayor parte de verduras, semillas y carne o pescado. (El plato del buen comer)
6.       Activas el organismo a través de la variedad de frutas y verduras que puedes ingerir.
7.       Se vuelve un hábito en tu vida diaria, que lo harás sin pensarlo. 
8.      El ejercicio es la parte fundamental para que exista un balance y un mejor resultado (caminar, correr, bailar, nadar, entre muchos más).


Sin duda las dietas extremas son un peligro para la salud por la falta de nutrientes para el organismo; por tanto es mejor optar por una alimentación balanceada, la cual tienes que volver un hábito en tu vida, al igual que el ejercicio y tomar tus dos litros de agua diarios. Entonces con ¿cuál te quedas tú?

Nota: Acudan siempre con un profesional de la salud para que los oriente correctamente.

lunes, 1 de agosto de 2016

#Postres que amarás con sólo verlos.

Muchas veces cuando se inicia una alimentación guiada con el buen Comer podrías pensar que dejaras de comer cosas con excelente sabor, pero la verdad es que no. Hay que aprender ha hacer cosas ricas pero balanceadas. A continuación se les presenta unas recetas:

Galletas de Amaranto



Ingredientes:

  • 1 1/2 taza de amaranto
  • 1/2 taza de harina de trigo integral 
  • 1 taza de jugo de manzana natural 
  • 1/4 de cucharadita de canela
  • 1/2 taza de pasitas
  • 2 cucharaditas de extracto de vainilla
  • 1/4 de taza de nuez picada.
Preparación:

En un recipiente grande mezcla el amaranto, la harina y el jugo de manzana hasta que quede una pasta homogénea y sin grumos. Agregue la canela, las nueces y la vainilla disuelta previamente en 5 cucharadas de agua caliente. Deje reposar 20 minutos y nuevamente revuelva. engrase una charola para galletas y ponga una cucharada de pasta para formar las galletas, aplane un poco y hornee a 180 grados C durante 35 minutos.

Mousse de Moka

Ingredientes:
  • 1 taza de leche descremada
  • 1/2 sobre de gelatina sin sabor
  • 1/2 taza de leche en polvo descremada
  • 1 taza de azúcar
  • 1 1/2 de queso ricota
  • 1/4 de taza de licor de café
  • 1/4 de taza de cocoa en polvo
  • 1 cucharadita de vainilla
  • 1 taza de crema batida ligth
Cubierta:
  • 1/4 de taza más 2 cucharaditas de crema batida light
  • 1/2 cucharadita de cocoa en polvo 
Preparación:
En una olla ponga 1/2 taza de leche y agregue la gelatina, ponga a fuego lento revolviendo hasta que se disuelva perfectamente, procure no dejar que hierva. Retire la olla del fuego y agregue el resto de la leche, junto con la leche en polvo y el azúcar. Ponga en un recipiente mediano y refrigere por 25 minutos, debe estar ligeramente cuajada.
Aparte ponga en la licuadora el queso ricota, el licor de café, la cocoa, el azúcar y la vainilla hasta que quede una pasta uniforme. Saque la gelatina del refriguerador y con una batidora eléctrica batalá a alta velocidad hasta que parezca crema batida. Agregue la pasta de queso a la gelatina envolviendo suavemente. Sirva en copas y refrigeré hasta que esten bien cuajadas.
Para servir adorne con una cucharadita de crema batida y espolvoree una poco de cocoa.  

Más del Buen Comer...