Vivir Saludable

La vanidad muchas veces nos provoca que expongamos nuestra salud en un grado muy peligroso. Lo mejor es alimentarte sanamente y comer de todo un poco. Ya que todo lo podemos comer pero con medida y no cotidianamente, además unirlo a una rutina de ejercicio.

jueves, 23 de junio de 2016

#Preocupaciones; una mala compañia para tú alimentación

No caigas en  la ansiedad
     

   En este mundo tan ajetreado las preocupaciones están a la orden del día y  esto provoca que la alimetación se desestabilice completamente. Casi siempre en la mayoría de las personas las preocupaciones los llevan a crisis las cuales se presentan de diferentes formas; como son enojo, ansiedad, depresión entre muchas. Entonces hay que poner en claro en que grado daña tener tantas preocupaciones.

    Para el camino que se tomo al aprender el  Buen Comer y su  meta de  tener un peso ideal  los peores caminos son dos:

  • La Ansiedad: esta es aquella que entra a las vidas de las personas y es como una desesperación que pareciera que no tiene solución; por tanto muchos caen en las garras de empezar a comer muchas cosas que normalmente no comería  sin darse cuenta, afectando un poco ese camino que ya han llevado trasado por algún tiempo con el Buen Comer.
  • Depresión: Esta al contrario provoca que los individuos dejen de comer y pierdan las ganas de vivir, así perjudicando su salud, ya que la alimentación es muy escasa y dejan de seguir esa meta que tenían al principio.
    Todos pueden llegar a sufrir de estos trastornos en algún momento de sus vidas pero son más común cuando existen preocupaciones en el día a día. Por tanto toma la vida más relax y si tienes algún problema busca soluciones no solo te desesperes, al final del día habrás encontrado una solución; porque bien dicen que entre más te preocupas tu cerebro no puede pensar claro.     

Más del Buen Comer...